El Eslabón Perdido

Es un auténtico placer para mí traducir e introduciros a Richard Cassaro y su fascinante libro ‘The Missing Link’, en el que presenta una crucial conexión iconográfica en nuestra búsqueda de una avanzada cultura madre en las antiguedades “prehistóricas”.

Un importante descubrimiento expuesto en mi nuevo libro, The Missing Link, tiene el potencial de ampliar todo lo que aprendimos en la escuela acerca de las antiguas civilizaciones y religiones.

Durante el curso de mi investigación y viajes para visitar las ruinas y artefactos de la antigüedad, repetidamente encontré variaciones de los mismos misteriosos “iconos” por todo el mundo. El Icono de Dios Mismo* -término que uso para describir mi descubrimiento- es una representación prominente en la mayoría de culturas  antiguas, como muestra el collage que sigue:

cassaror3-1.jpg
“Iconos de Dios Mismo” una prominente representación de la mayoría de culturas antiguas, arrojan serias dudas acerca de las teorías convencionales sobre la evolución espiritual humana y el surgimiento de las civilizaciones.

Sigue leyendo

Pirámides en la Atlántida

He de confesar que cuando conocí los datos que os expondré en este artículo, me quedé absolutamente sorprendido. O sea, como el que descubre algo que estaba ahí a plena vista pero que no había podido verlo antes.

Con el pasar de las semanas me he dado cuenta de que lo que en su inicio fue una sorpresa mayúscula, ha quedado en mí como algo “de lo más normal, de sentido común”. Ha perdido en buena parte esa gracia que tenía al principio. Y ahora, que soy capaz de ver la “coincidencia” en muchas otras partes -además de las que se señalan en el artículo- ha pasado a ser una especie de “techo”.

Verlo pero tampoco saber interpretarlo. Saber que está ahí pero ser consciente de que la oficialidad académica no va a hacer nada para replantearse la historia oficial. Saber también que la mayoría de la población no quiere cuestionarse lo que ya da por hecho.

Me queda la sanísima curiosidad de seguir descubriendo estos patrones en mi propia tierra -y otras que visite- y poder contar a mi círculo cercano que ESO es algo más que una asombrosa coincidencia que se repite desde la antigüedad.

 

Querido explorador:

Un nuevo descubrimiento arroja una fuerza tremenda a la antigua teoría de la Atlántida.

Observa los “Templos Trípticos” idéntidos debajo:

2-temples.jpg

Izquierda: Antiguo Templo Tríptico Maya (2000 aC – 250 dC) -Derecha: Antiguo Templo Tríptico Egipcio (3150 aC – 31 dC)

En ambos templos, tres espacios sagrados o puertas, forman la entrada. El espacio central es mayor que los dos que lo flanquean. Sigue leyendo